Nacionales

Carlos Marroquin: «Sería importante ver fotografías mías, videos, audios, simple, si tenés las pruebas tenés que presentarlas»

Al ser preguntado sobre una supuesta reunión que sostuvo entre líderes de las pandillas y el ahora Alcalde de San Salvador, Mario Durán, el Director de Reconstrucción del Tejido Social, Carlos Marroquín, aseguró que forman parte de una campaña de difamación realizada por medios de comunicación opositores al Gobierno.

Marroquín, dijo en la entrevista Frente a Frente, que en las fotografías tomadas el 21 de diciembre de 2015 en un restaurante de comida rápida, en donde figuraba junto a Durán y supuestos líderes de la Mara Salvatrucha, captaron una reunión con “liderazgos de todas las comunidades de San Salvador” y que intencionalmente se jugó con los encuadres del audiovisual para no sacar a otros asistentes.

“Tuvimos una convocatoria de todas las comunidades de San Salvador, tenemos aproximadamente 1,200 comunidades, lo que tuvimos era una convocatoria de diversas comunidades, hay un encuadre, habían unas 15 personas, de directivas de la Iberia, de la Naval, de Altos de Bulevar”, aseguró Marroquín este jueves.

En dicho espacio, señaló que hay una “lucha” contra el Gobierno por parte de partidos de oposición que gobernaron la comuna capitalina, que adversan su trabajo cuando estuvo en la Unidad de Reconstrucción de Tejido Social, creada en la administración del ahora Presidente Nayib Bukele.

Marroquín también negó algún acuerdo con pandillas, tal y como lo reportó El Faro. Este medio lo señaló de haber pactado con estos grupos delincuenciales, a cambio de que pudieran realizar actividades en las comunidades en donde tienen mayor presencia.

“No estuviera parado aquí, ni con mi frente en alto trabajando con muchísimos jóvenes, yo creo que la mayoría de cosas son ataques políticos, a veces es desgastante”, señaló.

El Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, colocó en el Informe Magnitsky a Marroquín y al Director de Centros Penales, Osiris Luna Meza, por supuestamente coordinar reuniones con líderes pandilleriles recluidos en la red penitenciaria para negocios ilícitos en dicho país. Al respecto, Marroquín dijo a la televisora que es un “ataque político” contra el Gobierno Bukele, y que “no incluye a los verdaderos corruptos y corruptores”. «Si vos revisas la Ley Magnitsky, no dice Mauricio Funes que ha robado, y en la Lista Engel, no sale Sánchez Cerén, en su gobierno se negoció con pandillas […] sería importante ver fotografías mías, videos, audios, simple, si tenés las pruebas tenés que presentarlas».

“Yo en lo personal lo he leído en reiteradas ocasiones, las supuestas investigaciones periodísticas, que son financiadas por empresarios oscuros como George Soros y empresarios que dicen amar al país, el Presidente sentó una postura, mi intención será trabajar por nuestra juventud, de esta y toda trinchera, tenemos objetivos claros y si nos desviamos por una lista que a todos rasgos es política, los cambios no se van a hacer”, enfatizó.

La Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro de EE. UU. designó a Luna y Marroquín bajo la Ley Global Magnitsky sobre la Responsabilidad de Derechos Humanos.

Según el documento, Luna Meza y Marroquín facilitaron y organizaron reuniones secretas con líderes de pandillas encarcelados, donde se permitió a pandilleros que están en libertad ingresar a centros penales para reunirse con sus líderes.

Luna y Marroquín, expone el comunicado del Tesoro, «son responsables o cómplices de, o han participado directa o indirectamente en la corrupción, incluida la apropiación indebida de activos estatales, la expropiación de activos privados para beneficio personal, la corrupción relacionada con contratos gubernamentales o la extracción de recursos naturales, o el sobornos».

“Las reuniones fueron parte de los esfuerzos del Gobierno de negociaciones secretas para una tregua con líderes pandilleriles”, destaca el escrito.

Parte de estas negociaciones involucraban incentivos financieros para la MS-13 y la Pandilla 18 para mantener en la baja los homicidios; las pandillas también habrían accedido en negociaciones con ambos funcionarios a apoyar al partido Nuevas Ideas en las elecciones del pasado 28 de febrero. En septiembre de 2020, una nota periodística reveló documentos penitenciarios que evidenciarían dichas reuniones.

Según parte del relato de la nota, Marroquín y Luna, ingresaban a las cárceles que albergan a pandilleros con personas encapuchadas a quienes no registraban y tenían reuniones hasta de una hora.

Los documentos presentan informes de inteligencia penitenciaria y libros de novedades de dos cárceles de Máxima Seguridad, donde constarían los encuentros de ambos funcionarios con líderes de pandillas.

Además, se mencionan supuestas reuniones de Marroquín y Mario Durán, en 2015 con líderes de pandillas; y actualmente, informan sobre intervenciones a llamadas telefónicas de miembros de las estructuras delincuenciales y otras formas de comunicaciones entre los reos y los miembros en las afueras para ordenar que se detengan los homicidios.

La Fiscalía General de la República (FGR), liderada en ese momento por Raúl Melara, inició investigaciones sobre el caso; en 2021 y tras la destitución del funcionario por la Asamblea Legislativa dominada por Nuevas Ideas, no se han mencionado los avances de las investigaciones.

«Luna y Meza desarrollaron una maniobra orientada a apropiarse de millones de dólares pertenecientes al sistema de comisarías penitenciarias de El Salvador. Asimismo, crearon puestos de trabajo fraudulentos en el sistema penitenciario, en los cuales supuestos “empleados” recibirían sueldos mensuales y devolverían la mayor parte del dinero percibido a Luna y a Meza», añade.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba