Nacionales

Colectivos y ciudadanos se concentraron para rechazar la “dictadura” de Bukele

Colectivos, organizaciones de derechos humanos y organizaciones de la sociedad civil se concentraron en el Monumento a la Constitución para mostrar su rechazo a las acciones contra la democracia que da el poder absoluto al Órgano Ejecutivo.

La mayoría de las personas que se pronunciaron eran jóvenes y portaron pancartas en las que denunciaban que el actual Gobierno ejecuta persecución política, autoritarismo, censura, militarización y otras acciones que, según ellos, son acciones propias de una dictadura.

Uno de los jóvenes expresó su rechazo a la reelección presidencial y a la entrada en vigencia de la Ley Bitcoin.

“Estamos descontentos ante la entrada en vigencia de la Ley Bitcoin porque sabemos que es una Ley que va a estar afectando a toda la población salvadoreña y que además ha sido inconsulta. Estamos expresando, también, nuestro descontento al saber que el gobierno de la República ha empezado a ejercer acciones de persecución política en contra de ciudadanos y ciudadanas que expresan su opinión pública. Expresamos también nuestro rotunda negación ante una nueva Constitución que favorezca al régimen autoritario que está tratando de imponer el presidente Nayib Bukele, en nuestro país”.

Las organizaciones denunciaron una cascada de sucesos que consideran buscan desplomar la democracia desde el 9 de febrero de 2020, la destitución de magistrados de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia el 1 de mayo de este año, las reformas para sustituir jueces y juezas mayores de 60 años, los arrestos arbitrarios, la Ley Bitcoin y otras acciones que también rechazaron.

Una de las jóvenes expresó que la violencia e inseguridad no ha bajado en el país tal como lo pregona el Gobierno y sus seguidores: “Estamos en un contexto en donde los feminicidios han aumentado, la violencia sexual contra las mujeres, nos están matando… Las fosas clandestinas, no olvidamos a Chalchuapa, no olvidamos la masacre de Chalchuapa, por eso también estamos aquí”.

Mientras los organizadores de la protesta se concentraban, elementos de la policía tomaban fotografías, razón por la que los jóvenes manifestantes se le acercaron y le preguntaron por qué lo hacían y respondieron que cumplían la orden de su jefe inmediato: “¿Les estoy diciendo yo de que no protesten? Simplemente de todo… Así como usted está mandando evidencia de que yo estoy tomando fotografía, igual yo tengo que mandarle a mi jefe”.

Los jóvenes manifestantes no dieron su nombre por temor a medidas en su contra, por pronunciarse.

“Preferiría no darlo… Preferiría no darlo porque honestamente tenemos temor ante nuestra seguridad, ya sabemos que el régimen ha comenzado a perseguir políticamente a ciudadanos y ciudadanas, así que preferiría no dar mi nombre”.

Colectivos, organizaciones de derechos humanos y organizaciones de la sociedad civil demandaron el cese de la represión, la censura y la persecución política y aseguraron que seguirán con la resistencia popular.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba