Nacionales

Comisión que investiga a ONG’s verifica las labores de tres fundaciones que reciben dinero público

Sonrisas, palabras de agradecimiento e incluso hasta lágrimas de alegría fueron las expresiones que los diputados de la Comisión Especial que investiga el destino final de fondos públicos otorgados a ONG encontraron al realizar un recorrido por tres diferentes instituciones dedicadas a realizar labores sociales.

El fin de la visita a la Fundación Itexsal, la Asociación Salvadoreña de Autismo y a la Fundación Padre Arrupe fue el de corroborar que hay instituciones que sí han realizado sus labores sociales, contrario a otras que han sido señaladas de recibir dinero público en pasadas legislaturas, bajo mecanismos arbitrarios y hasta creadas hasta por exdiputados.

“No queremos afectar en ningún momento a las fundaciones, instituciones ni ONG que sí están haciendo un buen trabajo, una buena labor”, comentó la presidenta de la Comisión Especial, Alexia Rivas, quien junto a la diputada Lorena Fuentes, Giovanni Zaldaña y el suplente Benjamín Morales, visitó también la Fundación Itexsal, la Fundación Padre Arrupe y la Asociación Salvadoreña de Autismo (ASA).

 “Llegar a un lugar y darnos cuenta de que sí existe, de que hay testimoniales y ver que han realizado verdaderas obras que benefician a los salvadoreños es nuestra satisfacción”, comentó la Legisladora Rivas.

“No nos hemos sentido atacados por la comisión ni nos hemos sentido ofendidos”, comentó con seguridad Santiago Nogales, el director general de la Fundación Padre Arrupe, sitio en donde los legisladores pusieron pie para conocer el desempeño y el propósito del lugar.

Nogales, junto al subdirector financiero, Marvin Quintanilla, y el subdirector académico, Luis Rivas, le presentó el proyecto que por 22 años han mantenido gracias a programas de becas que han obtenido a través del ministerio de Educación, las donaciones y el apadrinamiento estudiantil.

Por más de ocho horas, los legisladores se dedicaron a conocer las instalaciones de cada uno de los lugares que alberga estudiantes, muchos de ellos becados como es el caso de Arrupe, en donde resguardan a 875 becarios.

“No estamos en contra de las ONG que sí realizan sus labores, que presentan sus balances económicos, las que tienen personería jurídica”, comunicó con insistencia la presidenta de la junta de trabajo, con el fin de dejar claro que los diputados de la nueva Asamblea Legislativa respaldan a las instituciones que realmente tienen el compromiso de seguir haciendo las cosas bien y a beneficio de la población.

“Les estamos agradecidos y les solicitamos que continúes apoyando a los niños para que puedan estudiar”, comentó con voz entrecortada María de Cota, madre de Daniel, un estudiante de primer grado de la Fundación Arrupe. Ella, quien es costurera, dejó de percibir ingresos a causa de la pandemia generada por la Covid-19, por lo que ha encontrado apoyo en esa institución para el desarrollo de su hijo.

 Los representantes de la Comisión Especial se mostraron comprometidos con las fundaciones, luego de compartir e interactuar con los menores de edad.

“Gracias por acercarse a nosotros y a nuestros hijos, necesitamos mucho de ustedes para seguir con la educación y el progreso social de ellos”, comentó una de las madres que lleva a su primogénito a ASA.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba