Nacionales

Confinamiento por COVID-19 incrementó violencia sexual en niñas y adolescentes

Tomando como muestra una población de 425 niñas y adolescentes; y un intervalo de confianza del 95%, este lunes fue presentado el Estudio Nacional sobre la Situación de Género de las Niñas y Adolescentes pre y post covid-19, por Plan Internacional.

Dicha investigación, que aborda áreas como salud, educación, trabajo infantil y violencia basada en género, revela que durante el periodo de la emergencia, se vulneraron derechos de las niñas y adolescentes.

Uno de los indicadores que disparó las alarmas, es el relativo a embarazos a temprana edad, un 8.5% de las encuestadas afirmó estar en cinta, explicó Carmen Elena Alemán, Directora de Plan Internacional.

“Del 2020 a 2021, resultaron embarazadas muchas niñas, principalmente en las edades de 11 a 18 años, lo que nos permite inferir que las menores fueron víctimas de violencia sexual”, lamentó la experta.

“En adolescentes son embarazos forzados, que por consecuencia, trae maternidades forzadas y esto es también por violencia sexual que se produce en entornos cercanos, llámese padres o familiares”, ilustró Alemán.

En lo que atañe a afectaciones psicólogas, Plan Internacional destacó que el entorno violento derivó en que muchas jóvenes intentaran atentar contra su vida, así lo matizó Anabel Amaya, quien presentó el estudio.

“Este ya se considera signo de alarma. Nuestras niñas, durante 2019 presentaron un 30% o 40% de ideas suicidas, luego este dato se sumó en el periodo de confinamiento a un aumento del 42% de las niñas que dijeron sentirse con ansiedad, tristeza, nervios, decaimiento, por lo mismo que están en este confinamiento y se sentían expuestas porque el agresor convivía con ellas en casa”, señaló.

El estudio concluye que el confinamiento por la pandemia del COVID-19 y el cierre de las escuelas, ha impactado negativamente en el desarrollo psicoemocional de las niñas y adolescentes.

Durante la actividad, Plan Internacional socializó la nueva campaña “Conectadas y Seguras”, que busca sensibilizar y poner evidencia, los riesgos que enfrentan las niñas al encontrar en línea contenido erróneo y desinformador.

Según el último informe elaborado por el Observatorio de la Niñez y la Adolescencia, de la Organización Mujeres por la Paz (ORMUSA), unas 12,781 niñas y adolescentes resultaron embarazadas de enero a diciembre del 2020 en El Salvador.

Esto significa un promedio diario de 35 casos, lo que equivale a 22.9% de inscripciones maternas, que también fue consignado en el Ministerio de Salud.

Los departamentos que registran más casos varían en dos grupos etarios, de 10 a 14 y de 15 a 19 años de edad.

En primer lugar se ubica San Salvador, con 62 casos en niñas y 1,889 en adolescentes; Sonsonate, 87 niñas y 1,369 adolescentes; La Libertad, registró 66 niñas, y 1,367 adolescentes; Santa Ana registró 39 embarazos en el grupo de 10 a 14 años y 1,152 casos entre las edades de 15 a 19.

En cuarto lugar figura Ahuachapán, con 38 casos en niñas y 1,067 en adolescentes.

En la investigación se establece la necesidad de fortalecer la formación docente en Educación Integral de la Sexualidad como una medida de prevención de embarazos tempranos, infecciones de transmisión sexual y violencia sexual contra niñez y adolescencia.

Por ello, se sugiere incluir esta asignatura dentro del currículo educativo del sector público y privado, con miras a desarrollar conocimientos graduales de acuerdo con las necesidades del curso de vida.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba