Nacionales

Congresistas Sires y Green : «A pesar de las afirmaciones del gobierno salvadoreño, esta legislación no se parece en nada a la Ley de Registro de Agentes Extranjeros (FARA)»

Este martes, los representantes del Congreso de los Estados Unidos, Albio Sires y Mark Green pidieron a la Asamblea Legislativa de El Salvador reconsiderar la propuesta de Ley de Agentes Extranjeros que regulará el funcionamiento financiero de organizaciones no gubernamentales.

“El proyecto de ley daría una discreción ilimitada al poder ejecutivo para cerrar organizaciones independientes bajo el pretexto de proteger el «orden público», señalaron el presidente y miembro de alto rango, respectivamente, del Subcomité de Asuntos Exteriores de la Cámara sobre el Hemisferio Occidental, Seguridad Civil, Migración y Política Económica Internacional.

La legislación prevé que toda aquella sociedad u organización no gubernamental cuya finalidad no sea humanitaria o social, será obligada a registrarse ante el Ministerio de Gobernación so pena de retirárseles las credenciales y, de realizar actos contra el orden público o la soberanía nacional, pagarán multas que ascienden a $150,000.

Además, cualquier pago o donativo del extranjero será gravado con un impuesto del 40%. “Una regla que no tiene precedentes a nivel mundial”, estimaron.

Para los legisladores, la normativa atenta contra los actores de participación como organizaciones de la sociedad civil, fundaciones que trabajan proyectos de comunidades y el periodismo independiente; «impondría sanciones fiscales aplastantes a los grupos de caridad y organizaciones religiosas que trabajan para ayudar a los salvadoreños más vulnerables», se lee en el comunicado.

“A pesar de las afirmaciones del gobierno salvadoreño, esta legislación no se parece en nada a la Ley de Registro de Agentes Extranjeros (FARA) de los Estados Unidos, pero es muy similar a las leyes ratificadas por regímenes autoritarios en Nicaragua y Venezuela que aceleraron la transición de la democracia a la dictadura en ambos países. países», sentenciaron.

“Los pueblos de Estados Unidos y El Salvador comparten vínculos profundos y duraderos que trascienden la política. Alentamos al gobierno salvadoreño a volver a una política de promoción de los intereses económicos y de seguridad compartidos por nuestros países, incluso mediante el cese de la obstrucción de la justicia en los casos de delincuentes conocidos cuyas extradiciones a los Estados Unidos han sido demoradas por las autoridades salvadoreñas durante meses», añaden.

La Ley de Agentes Extranjeros no será aprobada hasta que se logre un consenso con la comunidad internacional cooperante, aseguró este día, el Presidente de la Asamblea Legislativa, Ernesto Castro.

Esto lo dijo ante los pronunciamientos que hiciera la ex Encargada de Negocios de la Embajada de los Estados Unidos, y la Embajada de Alemania, esta última suspendió los proyectos comunitarios hasta aprobarse la iniciativa.

“No es así como se la han vendido a ellos. Porque no es ley. A mí me deja algo qué pensar no sé quién de las partes está equivocada, si la que todavía dice que ni siquiera es ley o la que está tomando decisiones con algo que todavía no es ley”, indicó este martes.

El funcionario manifestó que la ley será “consensuada” y “socializada” con organismos internacionales, agencias de cooperación y fundaciones internacionales que trabajan con organizaciones de la sociedad civil salvadoreñas, ante la supuesta “desinformación” que se ha generado en torno al impuesto al 40% que se gravará a las donaciones.

“No va a entrar ni ahora, ni el próximo martes, o el próximo martes, entrará cuando estemos en acuerdo consensuado con el cuerpo diplomático, que son nuestros donantes, con muchas organizaciones, con la sociedad civil de verdad, cuando tengamos consenso ahí va a entrar la ley”, explicó.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba