Nacionales

Delgado sobre traslado de Muyshondt a Mariona: «Bartolina no garantiza su condición humana»

Luego que el Cardenal, Gregorio Rosa Chávez, calificó de “linchamiento público” el proceso judicial que enfrenta el ex Alcalde de San Salvador, Ernesto Muyshondt, el Fiscal General, Rodolfo Delgado negó los señalamientos y lo catalogó como “cumplimiento de la ley”.

El funcionario, afirmó en la entrevista Diálogo de Canal 21, que el procedimiento de detención contra el ex edil, acusado de varios delitos, se hizo a manera de cumplir la orden de un juez de prisión preventiva y defendió que se hizo en el respeto a sus derechos humanos.

“Es diferente que esté en una bartolina, que no garantiza su condición de salud, su alimentación o en determinado momento, también su seguridad, el ex alcalde en un momento dado podía permanecer en el interior de una bartolina, sin embargo, eso no es legal y es un compromiso para los agentes de la Policía que tienen que desarrollar otras labores (…) las autoridades han realizado los esfuerzos adecuados para que los detenidos en procesos judiciales no permanezcan en recintos policiales”, indicó Delgado.

“Entra un juego de salud mental, y que él permaneciera en un recinto policial no era el adecuado”, subrayó.

Muyshondt fue trasladado el viernes 18 de junio al Centro Penal La Esperanza, luego que el 14 del mismo, el Juez Tercero de Paz de San Salvador ordenó cárcel preventiva, por un caso de Apropiación Indebida de Retenciones e Incumplimiento de Deberes, cuando fungió como edil capitalino.

El exfuncionario fue llevado a la cárcel bajo fuertes medidas de seguridad, que incluye una caravana de patrullas, y portando chaleco antibalas y casco.

A esto se le suman los cargos de Fraude Electoral y Agrupaciones Ilícitas que enfrenta desde hace dos años, en donde se le acusa de proveer de dinero a las pandillas, a cambio de que apoyaran la fórmula presidencial del partido ARENA, que, en el año 2014, protagonizaba el ex Diputado Norman Quijano.

Pero para Rosa Chávez, las autoridades se “ensañaron” con Muyshondt y no “ha sido respetado su dignidad de persona”. “Un imputado no es un reo convicto. Es muy triste la forma en cómo se ha manejado el caso, aunque sea culpable, merece un trato de respeto”, manifestó el religioso este domingo en una conferencia de prensa realizada en Catedral Metropolitana.

“Así no se tratan a las personas, hay un derecho al respeto aún cuando después pueda ser declarado culpable”, añadió.

  

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba