Nacionales

Economistas: Destitución de funcionarios tendrá impacto en inversiones al país en unos meses

Adquisición de más deuda y destitución de funcionarios por la Asamblea Legislativa tendrá repercusiones económicas que podrían verse en mediano y largo plazo, según señalaron economistas en el foro virtual “Escenarios económicos por la inestabilidad democrática en El Salvador” organizado por la Fundación de Estudios para la Aplicación del Derecho (FESPAD).

“Una crisis democrática se traduce en una crisis económica”, aseveró el Economista Senior del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (ICEFI), Ricardo Castaneda Ancheta.

De acuerdo con Castaneda, previo a la pandemia el país crecía económicamente un promedio de 2%, tras el impacto del COVID-19 hubo una caída en el Producto Interno Bruto (PIB) y además de adquirió deuda pública en $2,200 millones, provocando un endeudamiento del 87% de lo que produce el país; es decir, de cada $100 dólares producidos, $87 se dirigen a pagar deuda.

“La deuda de ahora implica impuestos mañana. A las generaciones les vamos a heredar pagos de deuda gigantesco, no les estamos dejando las herramientas para pagarla. En los próximos años te va a ir restando recursos de educación, salud y seguridad”, agregó.

Actualmente, El Salvador destina más de $1,000 millones anuales en pago de deuda, siendo un monto aún mayor que la inversión en la atención de la pandemia, según destacó el economista.

Sobre los más de $700 millones en préstamos adquiridos en la pasada sesión plenaria de la Asamblea, aseguró que pudo tratarse de una urgencia por la situación política y posibles repercusiones en el mercado internacional.

“Tengo la impresión que lo que vimos en la Asamblea de tratar de aprobar todo porque sentían que el chorro de financiamiento interno se podía cerrar, se debía aprobar lo que ya se tenía en la mesa”, expuso.

Por otra parte, realzó que los inversionistas internacionales se dirigen por la estabilidad política y estado de derecho en un país, “que respeten las reglas del juego”, haciendo referencia a la destitución de los magistrados de la Sala de lo Constitucional y el Fiscal General.

“El 3 de mayo luego de lo sucedido el 1 de mayo, los bonos de El Salvador se desploman más de 7 puntos. Si una persona había comprado bonos de 100 y la vendía le iban a dar 90, estaba perdiendo. Si ven que destituyen a la sala de lo constitucional, ¿crees que si van a tener certeza de respetar las reglas del juego? se genera incertidumbre”, detalló Castaneda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba