Nacionales

EE. UU. quiere ayudar a los países del Triángulo Norte «a implementar sus propias leyes»

SAN FRANCISCO, EE. UU. – «Nosotros no estamos tratando de imponer un modelo de Estados Unidos, estamos ayudando a nuestros socios a implementar sus propias leyes», afirmó el enviado especial de Estados Unidos para el Triángulo Norte de Centroamérica, Ricardo Zúñiga durante una rueda de prensa desde San Salvador a medios nacionales e internacionales.

Las declaraciones, luego de concluir una gira de 4 días que incluyó a Guatemala y El Salvador, formaban parte de la valoración de sus encuentros con diferentes sectores  políticos y sociales de la región centroamericana, donde reafirmó el compromiso de la Administración Biden con el combate a las causas que impulsan la migración irregular.

Además, el funcionario estadounidense dijo que el mensaje primordial trasmitido a los países que conforman el Triángulo Norte de Centroamérica fue “el compromiso de la Administración con Centroamérica y que estamos trabajando para aliviar las condiciones que han impulsado una migración masiva e irregular”.

En su apreciación sobre el viaje, el enviado especial calificó como “importante” las reuniones que tuvo con diferentes sectores como miembros de Gobiernos, sector privado, miembros de la prensa y sociedad civil tanto en Guatemala y  El Salvador.

Según el funcionario estadounidense dichos encuentros permiten esclarecer y comprender mejor cómo “controlar y manejar” las causas que impulsan la migración irregular desde esos países a EE. UU.  y poder establecer condiciones “viables y favorables” que permitan un crecimiento económico y social.

“Hasta ahora nuestro objetivo es trabajar con el pueblo de Centroamérica para crear una migración segura y legal, pero también sociedades seguras, prósperas y democráticas, donde los ciudadanos de la región pueden construir sus propias vidas con dignidad”, apuntó.

Bajo el liderazgo de la vicepresidenta Kamala Harris, Zúñiga afirmó ya se están organizando como Gobierno “para concretar la cooperación y atender los problemas estructurales que han afectado tantas vidas en Centroamérica”.

Durante su conversación con la prensa el enviado restó importancia al hecho que en El Salvador no pudo concretar un encuentro con el presidente Nayib Bukele, aduciendo que el por qué el mandatario no aceptó la petición es algo que solo al Gobierno salvadoreño le corresponde responder.

“Yo puedo decir que para mí la visita, como comenté, fue un éxito y todos los líderes […] tienen su agenda y un trabajo que hacer, y no le doy mucha importancia”, puntualizó.

Ejes centrales

De acuerdo con lo expresado por el enviado, después de la visita a El Salvador y Guatemala, así como luego de la reunión que altos funcionarios estadounidenses tuvieron con una delegación del Gobierno de Honduras, el eje central para alcanzar sus objetivos en la región se centra en el “combate a la corrupción y la impunidad”.

“La corrupción es algo que afecta las condiciones en Centroamérica de una forma importante, porque la percepción de la impunidad (…) tiene un impacto de desanimar a la población», agregó.

Zúñiga reveló, además, que conversó el viernes por teléfono con el canciller de Honduras, Lisandro Rosales, único país que no fue incluido en su viaje de esta semana por la región.

Colaboración Karla Arévalo y Claudia Zaldaña de El Salvador.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba