Nacionales

El OIE, PNC, Medicina Legal y FGR entregaron con hermetismo los restos de 12 de las víctimas de Masacre de Chalchuapa

Bajo un dispositivo hermético que incluyó a personal de la Secretaría de Prensa de la Presidencia, la Organización de Inteligencia del Estado (OIE) y la Policía Nacional Civil (PNC), el Instituto de Medicina Legal y la Fiscalía General de la República (FGR) entregó los restos de 12 de las víctimas de la conocida como Masacre de Chalchuapa en Santa Ana.

Se trata del caso que involucra al expolicía Hugo Osorio, cuya vivienda, en el Callejón Estevez, era un cementerio clandestino.

Son 12 cuerpos, entre ellos mujeres y 3 niños, que previamente se había identificado a una niña de 7 años de edad y dos niños de 9 y 2 años.

Según la Fiscal Graciela Sagastume, estas osamentas corresponde a la primera de 11 fosas del lugar, que se identificaron tras un proceso arqueológico. Se contabilizan hasta 30 cuerpos encontrados y continúan labores en la zona.

El 10 de mayo de identificaron 2 cuerpos en estado de putrefacción que habían sido apilados recientemente y fue entre el 20 y 22 del mismo mes que se exhumaron los cadáveres, la mayoría esqueléticos, de acuerdo con Sagastume.

«Estos cuerpos se encontraron sobrepuestos, apilados, por lo que hubo una mezcla de cada uno, se fundieron unos con otros, los trabajos han sido arduos para la ubicación y reconstrucción de cuerpos, lograr obtener las muestras y tener la certeza de quienes son las personas que tenemos ahí», detalló.

Los restos fueron entregados este jueves a las familias para ser llevados a Santa Ana y tener la sepultura.

El Fiscal General, Rodolfo Delgado, señaló que en privado dieron las condolencias a la familia. 

Más de 30 cadáveres se han recuperado en el cementerio clandestino de Chalchuapa

11 fosas se encontraron en el cementerio clandestino de Chalchuapa, Santa Ana, ubicado en la vivienda del exagente de la Policía Nacional Civil (PNC), Hugo Osorio, en el Callejón Estévez.

Según la Fiscal Graciela Sagastume, hasta el momento solo se han judicializado los casos de la primera fosa sobre 12 víctimas; no obstante son 30 víctimas ya identificadas, a las que se agregan las osamentas de las restantes fosas, tras un proceso arqueológico del criminalista Israel Ticas. 

Sagastume aseguró que no se puede dar una cifra definitiva sobre el total de víctimas, pues los trabajos continúan en el lugar, por lo que la vivienda continúa custodiada.

«Dar un dato especifico dentro de esa vivienda seria bastante irresponsable, no porque queramos ocultar los daros, el proceso, al momento de encontrarlos (cuerpos) estaban sobrepuestos, se mezclaron osamentas, se fueron recuperando lo mas minuciosamente. Medicina Legal ha trabajado los cadáveres de la primera fosa, 12 cadáveres que se entregaron a 8 familias […]en esa vivienda se puede rondar 30 cuerpos recuperados», detalló.

El caso

El expolicía Hugo Ernesto Chávez Osorio y cómplices ligados al cementerio clandestino de Chalchuapa, Santa Ana, tenían alrededor de 10 años de operar en asesinatos mediante el contacto de víctimas en redes sociales, según afirmó el Director de la Policía Nacional Civil (PNC), Mauricio Arriaza Chicas, en una conferencia de prensa en mayo.

En el proceso se acusa a 10 personas por el asesinato de 13 víctimas, caso del que Osorio es testigo criteriado y ha dado detalles del tiempo y responsables de los delitos, quienes enterraron a las víctimas en su misma casa. Hasta el momento, se conoce que el expolicía es acusado formalmente de 2 feminicidios.

Osorio ha sido señalado como un «asesino serial», pues al ser detenido en su vivienda además de encontrar los cuerpos de las dos víctimas, también se identificaron otros dos cadáveres del sexo masculino, de quienes se presume también fue responsable el exagente policial.

Gritos de víctima ayudaron a dar con el cementerio

Alrededor de las 11:00 de la noche del sábado 8 de mayo, habitantes de la zona avisaron al sistema de emergencia 911 sobre una escena de violencia en la que un hombre golpeaba a una mujer.

Según la versión de vecinos, este perseguía a una mujer en la calle y la golpeó con un tubo de metal, arrastrándola luego a una vivienda donde cerró el portón.

Al llegar los agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) encontraron sangre en las afueras del portón.

También los cuerpos sin vida de dos mujeres, quienes fueron asesinadas con objetos cortopunzantes, teniendo el parentesco de madre e hija, identificadas como Mirna Cruz Lima de 55 años y Jaqueline Cristina Lima de 25.

El cuerpo de Jaqueline fue encontrado completamente desnudo, mientras que el de Mirna semidesnudo y con signos de violencia sexual.

Hugo Osorio estaba en la escena del crimen con sus muñecas ensangrentadas aún con vida tras haber intentado suicidarse cortándose las venas.

En el lugar también encontraron otros dos cadáveres del sexo masculino, de quienes se presume también fue responsable el exagente policial.

Expolicía con antecedentes de violación y estupro

Osorio Chávez había sido agente policial y fue separado en 2006 tras ser acusado de estupro y actualmente era reclamado por la justicia por casos de violación agravada. Las investigaciones indican que el detenido tendría un trastorno psicopático.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba