Nacionales

En vísperas de las vacaciones agostinas, se reitera el llamado a la población a cumplir los protocolos de bioseguridad y prevención contra el COVID-19

La presencia de una nueva variante del COVID-19 en el país es una alerta que los salvadoreños no deben tomar a la ligera, por lo que el Gobierno, a través del Ministerio de Salud, reitera el llamado a cumplir de manera estricta las medidas de prevención, sobre todo, el uso obligatorio de mascarilla, establecido en el decreto transitorio 90.

La variante delta, que ya circula en el territorio, tiene como característica la facilidad de contagio y los síntomas asociados a ella son la elevación de la temperatura corporal, tos persistente, dolor de cabeza, proceso diarreico y complicaciones respiratorias.

Sin embargo, las autoridades piden a la población no relajar las medidas y acudir a vacunarse, par evitar complicaciones por el virus.

“Estamos por alcanzar los 1.5 millones de salvadoreños que han recibido sus dos dosis de la vacuna, es una cantidad importante, pero todavía es pequeña; eso quiere decir que el resto de la población tiene riesgo ante el COVID-19 si no tomamos las medidas de prevención”, sostuvo el ministro de Salud, Francisco Alabi.

El Gobierno insta a todos los sectores a unirse para seguir luchando contra la enfermedad, que sigue afectando a la región y al mundo, con especial énfasis en este período de vacaciones agostinas: hay que evitar las aglomeraciones, cumplir con las medidas de bioseguridad y continuar aplicando todos los protocolos de distanciamiento físico.

En tanto, los centros de atención hospitalarios de primer nivel están al servicio de los salvadoreños, bridándoles un trato digno y de calidad, gracias a las acciones anticipadas y oportunas que han permitido mejorar el Sistema Nacional de Salud, que estuvo en el abandono durante décadas.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba