Nacionales

Enviado especial Zúñiga pone énfasis en el combate a la corrupción en su primera visita a El Salvador

La lucha contra la corrupción fue el tema principal en la reunión que sostuvo este miércoles el delegado del Departamento de Estado de los Estados Unidos para el Triángulo Norte, Ricardo Zúñiga con las instituciones que conforman el Grupo de Trabajo Interinstitucional Anticorrupción de El Salvador (GTIAC).

Zúñiga se reunió con el jefe de la Comisión Internacional contra la Impunidad en El Salvador (CICIES), Ronalth Ochaeta; el titular de la Fiscalía General de la República (FGR), Raúl Melara; y el Encargado de Negocios de la Embajada de los Estados Unidos Brendan O’Brien, para hablar sobre el trabajo del país para frenar este flagelo, como una de las principales causales de la migración irregular de salvadoreños a los Estados Unidos.

Al salir del encuentro, el delegado estadounidense informó a la prensa que su Gobierno está comprometido con apoyar a Centroamérica, en tanto a El Salvador, en el combate a la impunidad y la corrupción, ya que las consecuencias “impactan a la población más vulnerable” y refleja la “ausencia del cumplimiento del deber de los servidores públicos e instituciones públicas”.

“Cuando los hospitales no tienen camas, no tienen medicinas, cuando los habitantes deben pagar renta para entrar a sus barrios, cuando los niños no tienen acceso a la educación, cuando no se satisfacen estas necesidades básicas, es porque los impuestos están siendo utilizados por intereses egoístas”, señaló.

En ese sentido, anunció un apoyo económico de $2 millones de dólares para reforzar el trabajo de la CICIES en el marco de la cooperación vigente entre la FGR y la Organización de Estados Americanos, ente al cual está adscrito la CICIES.

“Nuestros futuros están estrechamente vinculados cuando hay problemas y desafíos en Centroamérica y encontramos que nos tocan en los Estados Unidos, nuestra labor es estar aquí para apoyar a nuestros socios, crear condiciones habilitantes para que los ciudadanos puedan hacer sus futuros en Centroamérica y no tengan que migrar de una forma irregular, pero aparte de asegurar que la migración se atraviese por vías legales”, indicó.

Según el Comisionado Ochaeta, desde que se concibió la CICIES por acuerdo Ejecutivo en noviembre del 2019, se ha brindado 25 asistencias técnicas a la Fiscalía, estas corresponden a 12 casos de posibles indicios de irregularidades en cinco carteras de Estado.

Además afirmó que se han auditado el 81% de gastos  destinados a la pandemia por parte del Gobierno, y han coadyuvado en siete casos a solicitud del Fiscal Melara.

CICIES ha detectado 12 posibles indicios de corrupción en cinco instituciones públicas

La Comisión Internacional Contra la Impunidad en El Salvador (CICIES) ha brindado cerca de 25 asistencias técnicas a la Fiscalía General de la República (FGR), reveló este miércoles su representante, Ronalth Ochaeta.


En el marco de la visita que realiza el delegado del Departamento de Estado de los Estados Unidos para el Triángulo Norte, Ricardo Zúñiga, Ochaeta aseguró que si bien “son alentadores” los resultados de este organismo, creado en noviembre del 2020 por Acuerdo Ejecutivo, “podría ser mejores”.


Ochaeta aseguró que han dado aviso al Ministerio Público de 12 irregularidades de posibles indicios de corrupción de “cinco carteras de Estado”, sin mencionar de cuáles instituciones podría tratarse.


“Hemos auditado el 81% de los fondos destinados a la pandemia y venimos coadyuvando siete casos integrales a solicitud del Fiscal General de la República entre otras asistencias especializadas”, dijo el funcionario.


En ese sentido, Ochaeta manifestó que es necesario apoyar una reforma al trabajo de la CICIES para que pueda mejorar el combate a la corrupción, “las herramientas legales son imprescindibles, por lo cual, se hace necesario que la CICIES pueda transitar por el camino de la autonomía financiera, fortalecimiento humano y capacidades técnicas de la FGR y la Policía Nacional Civil y es necesario la dependencia funcional de otros Órganos de Estado”, enfatizó.

Después en una mesa redonda con representantes de organizaciones de la sociedad civil salvadoreña, el Enviado Zúñiga conoció sobre los avances y retos en materia de participación ciudadana para la protección de los sectores más vulnerables.

Hasta el momento la única reunión oficial con el Gobierno del Presidente Nayib Bukele, ha sido entre el Enviado Especial Zúñiga y la Canciller Alexandra Hill.  Discutieron cómo fortalecer aún más la cooperación bilateral.

El cierre de la jornada de Zúñiga fue una conversación con representantes del sector privado sobre cómo están impulsando la recuperación económica de El Salvador y creando empleos. Según la embajada de la nación norteamericana, la participación del empresariado es clave en la estrategia de EE.UU. para ayudar a los salvadoreños a construir un mejor futuro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba