Nacionales

Exfuncionarios encarcelados sufren problemas de salud y aislamiento de sus familiares

El Comité de Familiares de Presas y Presos Políticos (COFAPPES) se concentró frente al Centro Penal la Esperanza, conocido como Mariona, para exigir que se les permita ver a los exfuncionarios de gobierno, que están encarcelados bajo la acusación de supuesta corrupción.

Los familiares de los exfuncionarios encarcelados aseguran  que son arrestos políticos, porque a juicio de ellos no hay pruebas que sustenten las acusaciones. A esto se suma que las personas arrestadas políticamente no reciben visitas, ni de sus abogados y están con serios problemas de salud, según dijo la integrante del Comité Ana Julia Fabián.

“Es un hecho de persecución política contra los compañeros que están detenidos, tanto aquí en Mariona como en Cárcel de Mujeres. También queremos denunciar la discriminación hacia las mujeres por el hecho que en el penal de Cárcel de Mujeres ni siquiera han permitido que los familiares puedan entrar a ver la situación de salud, ni tampoco ingresarles medicamentos, explicó Fabián.

Ana Julia Fabián también aseguró que las personas privadas de libertad están en el derecho humano de tener atención o alguna comunicación con sus familias. Por el momento no ha sido posible. “Consideramos que El Salvador ha avanzado en leyes que protegen los derechos de la mujer, como la Ley Especial Integral para una Vida Libre de Violencia para las Mujeres, la Ley de Igualdad, Equidad y Erradicación de la Discriminación Contra Las Mujeres y las compañeras están siendo víctimas en Cárcel de Mujeres”, añadió.

El Comité de Familiares de Presas y Presos Políticos  recordó que la Organización Internacional de Policía Criminal (INTERPOL) ha dicho que no procederá al arresto de los exfuncionarios que están fuera de El Salvador, porque no hay base legal para la detención.

A juicio de la integrante del Comité, al interior del país tampoco hay base legal para la detención de 26 exfuncionarios que están encarcelados.

“Lastimosamente la situación que estamos viviendo en El Salvador, en la cual cada día se pierde la libertad y la democracia por la que tanto hemos luchado, nos lleva a esta situación, en que cada día Nayib Bukele lleva el país y que todos sabemos que a nivel internacional, incluso, hay rechazo por esa actitud”, concluyó Fabián.

Por su parte, Zoila Menjívar, hermana de la exfuncionaria Violeta Menjívar, se presentó a la concentración -frente al penal de Mariona- e insistió en que Violeta sufre de presión arterial alta y de problemas respiratorios y, a pesar de eso, desconocen su condición actual de salud.

“Mi hermana ya tiene 70 años. Ella es hipertensa, pero el problema que más nos preocupa es el de sus bronquios. Hemos logrado que la visite el neumólogo, pero cada vez que la ve, encuentra que tiene un problema por las condiciones en que está. Se le puede disparar una crisis y eso es muy peligroso”, advirtió Menjívar.

El Comité de Familiares de Presas y Presos Políticos se concentró, sin bloquear la calle, mostró fotos de los exfuncionarios que están bajo un arresto y aseguraron que algunos de ellos, como Violeta Menjívar, Carlos Cáceres y Calixto Mejía son quienes están en riesgo por los problemas de salud que adolecen.

Piden a las autoridades penitenciarias que se respeten sus derechos humanos y que se garantice la pronta justicia para los exfuncionarios detenidos.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba