Nacionales

Fiscalía: PPI disparó a militantes del FMLN con una 9mm

La Fiscalía General de la República (FGR) confirmó que existe prueba para determinar el tipo de arma que fue utilizada por Diego Francisco Alvarado, agente de la División de Protección de Personalidades Importantes (PPI) de la Policía Nacional Civil (PNC), asignado al Ministerio de Salud, acusado del homicidio agravado de dos militantes del FMLN, así como de homicidio en grado de tentativa contra otras dos víctimas.

«La prueba balística es coincidente, arma de equipo de señor Diego es concordante con casquillos encontrados en la escena del delito y es también concordante con los proyectiles recolectados en los cadáveres, es una 9 milímetros», manifestó la fiscal del caso.

De acuerdo con los primeros datos de la investigación, la Fiscalía manifestó que se habían incautado dos armas de fuego en el carro en el que se conducían los empleados del Ministerio de Salud que dispararon a la caravana, siendo una pistola 9 milímetros y una escopeta.

Además, expusieron que el arma que posee el PPI como parte del equipo que otorga la Policía habría sido la utilizada en el hecho.

Asimismo, la fiscal destacó que para sustentar el caso cuentan con más prueba que los videos que fueron mostrados el pasado miércoles, siendo como anexas las pruebas periciales, documentales y testimoniales.

Los videos de cámaras de vigilancia han causado distintas tesis, donde la Fiscalía asevera que aún no hay indicios que reflejen que los militantes respondieron al ataque con disparos lesionando al PPI; no obstante, el Presidente Nayib Bukele y la PNC aseguran que la caravana inició disparando.

Bukele y la Policía aseguran que en el homicidio de dos militantes del FMLN a manos de empleados de seguridad del Ministerio de Salud, fue la caravana del partido que inició a disparar, siendo una versión contraria a la de la Fiscalía.

Según el Ministerio Público, en el hecho de violencia registrado el pasado domingo no habían indicios analizados junto con la Policía para acusar a dos miembros del FMLN que se encontraban detenidos por herir de bala al agente; por lo tanto, pidieron la libertad para ambos.

Esta mañana se instaló la audiencia inicial en la que se acusa al PPI, el vigilante privado Roberto Carlos Coto de Paz, y el conductor, Héctor de Jesús Castaneda de homicidio agravado y homicidio tentado; por lo que la Fiscalía pide la detención provisional y que el caso continúe en fase de investigación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba