Nacionales

FUSADES preocupada por el rol de las fuerzas de la seguridad y la poca transparencia en pandemia

La Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (FUSADES) presentó este jueves el Informe de Coyuntura Legal e Institucional del segundo semestre 2,020, en el que resaltan temas como la «desnaturalización del rol de las fuerzas de seguridad» y la transparencia en la pandemia de COVID-19.

De acuerdo con el investigador Óscar Pineda, en cuanto al Estado de Derecho, el país se encuentra entre los 80 países en los que la democracia y los derechos humanos se han debilitado por la respuesta a la pandemia.

Asimismo, se refirió a la labor de la Fuerza Armada de El Salvador (FAES) y la Policía Nacional Civil (PNC), mismo que detalló se ha desnaturalizado.

Pineda resaltó en el informe que la FAES ha tomado «cada vez más un rol político» y se involucra en seguridad pública; no obstante, no se presenta un informe de sus acciones a la Asamblea Legislativa como se ha establecido.

Además, enumeraron que se han observado casos en los que los militares han desobedecido resoluciones judiciales como la apertura de archivos sobre masacres del Conflicto Armado, «es una confrontación entre el Derecho y la fuerza».

En cuanto a la PNC, manifestó que hay casos de desobediencia al Parlamento, como la falta de llevar al Ministro de Hacienda, Alejandro Zelaya, bajo apercibimiento de apremio; así como la «obstrucción» al allanamiento de la Fiscalía General de la República (FGR) en el Ministerio de Salud en el marco de las investigaciones de compras en la pandemia.

“En el semestre analizado, la desnaturalización del rol de las fuerzas de seguridad ha sido preocupante”, agregó.

En el tema de la transparencia, Fusades resaltó que se ha declarado como información reservada la relativa a compras del Gobierno y el manejo del Fondo de Protección Civil y Mitigación de Desastres (FOPROMID) «ha carecido de transparencia y rendición de cuentas».

Dentro de estos se menciona la compra de granos básicos para la elaboración de las canastas entregadas por el Ejecutivo a cargo del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG).

Conforme a lo que resaltó Liliam Arrieta, investigadora de la Fundación, existen «retrocesos» en el acceso a la información, relacionados con el mismo Instituto de Acceso a la Información Pública (IAIP).

Arrieta enumeró lo considerado como deficiencias, tales como las elecciones de comisionados del IAIP con cuestionamientos legales, se debilita la independencia y eficacia del IAIP como órgano garante del acceso a la información y reformas al Reglamento de la Ley de Acceso a la Información Pública (LAIP) inconstitucionales.

Finalmente, sobre el clima de negocios informaron que la emergencia por COVID-19, la baja actividad económica, son los factores que han afectado al país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba