Nacionales

IDHUCA | Estados Unidos puede dar su aporte, pero los salvadoreños deben asumir la responsabilidad ante la institucionalidad del país

El Salvador será uno de los países que recibirá la “Lista Engel” de Estados Unidos, en esta se dan a conocer los funcionarios públicos vinculados a la corrupción; será entregada para Honduras y El Salvador el próximo mes de junio.

El subdirector del Instituto de Derechos Humanos de la UCA (IDHUCA), Manuel Escalante, asegura que esta lista tendrá su fundamento e investigación y es un mecanismo de Estados Unidos para poder identificar sus socios confiables, pero en El Salvador debe sancionar a quienes sean señalados.

“Es decir, quienes son las personas, sus funcionarios públicos de los países en los que puede entablar un tipo de comunicación o dicho de otra forma, ¿Qué funcionarios públicos de esos países están cumpliendo con los estándares de combate a la corrupción y los estándares de respeto a los derechos humanos? Entonces, una lista o este tipo de herramientas siempre son bien vistas, siempre son positivas. Ahora bien, hay que tomar en cuenta que esto es sólo una ayuda, es una contribución que nos va a ayudar a conocer la verdad o conocer indicios de la verdad, pero esto no sustituye o no debe sustituir la responsabilidad que tiene las autoridades salvadoreñas de combatir justamente la corrupción o evitar las violaciones a derechos humanos. Que Estados Unidos saque esa lista es positivo, pero es un reto aun mayor par las institucionalidades salvadoreñas que vengan a asumir esas investigaciones para efectivamente, dentro del marco del estado de derecho, se sancionen a los responsables”.

El subdirector del IDHUCA dice que no hay que esperar que las autoridades de los Estados Unidos resuelvan los problemas salvadoreños. El país norteamericano puede dar su aporte, pero los salvadoreños y salvadoreñas deben resolver y asumir la responsabilidad ante la institucionalidad.

Escalante dice que la lista Engel es una herramienta para combatir la corrupción y recuerda que el mal manejo de los fondos públicos reduce los beneficios sociales que deben darse a la población.

“Es decir, el tema de la salud, el tema de la seguridad, el tema de la educación. Todo este desvío de recursos son oportunidades que perdimos para invertir en esos rubros que tanto necesita la población que al final son rubros en los cuales le permiten a cada persona poder construir su futuro acá en el país, tener más elementos o herramientas para poder superarse. Entonces, en la medida en que estos derechos económicos, sociales y culturales, se satisfacen aquí, se cumplen aquí en El Salvador, la gente no tendrá necesidad de irse, ni siquiera tendrá deseo de irse. Y si quiere salir del país va a ser para ir a vacacionar y no para ir a vivir a otro lado porque va a tener las condiciones suficientes acá. Entonces, visto desde otra perspectiva, lo que nos vino a decir el 28 de febrero, por los resultados electorales es que la gente está harta de la corrupción. Por lo tanto, si los partidos anteriores, que nos gobernaron anteriormente se identifican como corruptos pues la gente les quitó su respaldo”.

Escalante agrega que la lista Engel, que será entregada en junio de este año, es una herramienta que también sirve para quitar la preocupación internacional por la corrupción que suele registrarse en países como El Salvador, que es parte del llamado “Triángulo Norte”.

Recientemente el Departamento de Estado de Estados Unidos también publicó un informe sobre la situación de Derechos Humanos en El Salvador durante 2020, cuyo contenido evidenció graves violaciones cometidas en el marco de la pandemia del COVID-19, la falta de transparencia, actos de corrupción y el abuso del poder por parte del Gobierno de Nayib Bukele.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba