Nacionales

José Adán Salazar y Juan Umaña Samayoa le dijeron a los jueces que obtuvieron su capital de forma lícita

El Tribunal 2° de Sentencia de San Salvador continuó este lunes la vista pública contra José Adán Salazar Umaña, Juan Umaña, Romelia Guerra, Sara Paz Martínez y Susana Nohemy Martínez, todos acusados de lavado de dinero y activos.

En la jornada de este día, declaró el exalcalde de Metapán Juan Umaña , de 67 años de edad, quien manifestó: “me desarrolle en la agro-comercial, soy comerciante desde los 14 o 15 años, mi padre me enseñó en ese rubro y ganado bovino…después vi grandes oportunidades Metapán ha sido fuerte en granos básicos, distribuía en Occidente, San Salvador y Oriente, en compra y venta en granos básicos en 1973”.

Asimismo explicó que a principio de los años 90, adquirió con su capital, bienes muebles e inmuebles, en los que destacó 18 vehículos para el transporte de los granos básicos y otros para transportar cemento de Metapán hacia San Salvador.

Por otra parte, mencionó que mientras laboró en Metapán adquirió 900 metros de terreno donde construyó una casa, una bodega, y montó un negocio de repuesto, el que era atendido por su esposa..
Posteriormente se trasladó hacia Nicaragua a comprar frijoles, maíz, maicillo y a exportar ganado, debido a que los precios eran bajos. “en Nicaragua todos los precios eran bajos y se los vendía al Super Selectos, quienes me condicionaron a que solo a ellos se los vendiera”, dijo Umaña.

En el año 1997, según Umaña, empezaron a trabajar en sus propias empresas y nace Agroindustrias Gumarsal S.A de C.V, “dedicada a trabajar 24 horas al día desde que iniciamos hasta hoy, que está administrado por el CONAB”, dijo.

También relató que montaron planta para harina para tortilla, que iniciaron con 50 quintales y con el tiempo incrementaron a 130 mil quintales diarios y que con lo de la pandemia, “la demanda es exagerada, exportamos hacia Nicaragua, Honduras y Nicaragua”, enfatizó.

Por otra parte dijo que mediante los medios televisivos vio que los panaderos artesanales, se estaban quejando por la escasez y el alza del precio en la harina de trigo, por lo que decidió montar un molino de harina de Trigo.

Luego de una investigación, según su dicho; las empresas que tenían el monopolio de las Harinas (MOLSA y HARISA) las que presuntamente fueron multadas por la Superintendencia de Competencia (2 millones de dólares para cada una), “debido a que se estableció que entre ambas empresas se repartieron el mercado”, mencionó.

Según Juan Umaña “Fito Salume empezó a amenazar, o me venden el molino o los metemos presos… una canción que nos mandaba a decir a diario… sabíamos que no habíamos cometido ninguna ilegalidad”, reiteró.
“Posteriormente nos involucran en el Cartel de Texis, por una nota del Faro, ahí habían Gobernadores, Sargentos, abogados, agentes, mi hijo y yo, y no he escuchado que hayan capturados”, dijo.

También mencionó “a principios de abril hubo orden de captura contra nosotros, yo estaba dispuesto a entregarme porque el que nada debe, nada teme… pero mi familia me dijo que me escondiera un poco de tiempo… para mi persona es importante aclarar antes ustedes… lo único que nos gusta es trabajar y ser transparentes, servirle a nuestras gente”, mencionó.

“Tuve un contador, que nunca le mencionó lo del problema de evasión de impuestos, hasta que se dio el problema en el 2014, que escuché que yo estaba evadiendo impuestos… nunca en mi vida se me ocurrió utilizar ese tipo de actuar y mis contadores ninguno me informó”, señaló Umaña.
Por otra parte el procesado José Adán Salazar Umaña, quien es de 62 años, dijo que era operador de maquinaria pesada.

Relató “cuando empezamos este problema en 2014, nosotros trabajamos bastante… nos cerraron todas las cuentas y ya no podíamos comprar producto para los negocios… yo era un constructor empírico, pero los siete hoteles yo los construía, desde comprar la primer libra de clavos, hasta la almohadas”, señaló.

“Adquirimos varias gasolineras, la primera en 1990; en Metapán… Mis hijos acababan de venir de Estados Unidos porque aquí me los quisieron secuestrar y gracias a mi amigo, el fiscal Alan Hernández pudimos acabar con todos los secuestradores… gracias al licenciado Alan y su equipo se logró exterminar” señaló.

Dijo que gracias a ello, pudo distribuir el trabajo entre los cuatro, entre HOTESA y las Gasolineras, “mis hijos sabían lo técnico y yo tenía lo práctico para la futuras empresas”, dijo.

Finalizó diciendo “esa es mi verdad, yo no me considero un hombre santo, pero a veces se peca por ignorancia…por algo he aguantado todo el sufrimiento aquí finalizó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba