Nacionales

Juana, vendedora de la Terminal de Occidente: “Démosle gracias a Dios que nos ha regalado un nuevo año”

Con esa frase es como Juana Portan, de 52 años, recibe el año nuevo. Ella vende panes y sándwiches en la Terminal de Occidente. Desde las 5:00 de la mañana llega y coloca su guacal para vender.

Juana asegura que durante 30 años la venta de panes en la Terminal la ha sacado adelante a ella y a sus hijos y un nieto. 

Desde muy temprano se levanta para preparar los panes, son alrededor de 125 los que prepara diariamente y los vente todos, asegura.

Ella confía en Dios en que este año las cosas mejorarán para todos ya que la pandemia del COVID-19 ha dejado luto y dolor a miles de familias salvadoreños y la economía es otro factor que les preocupa.

Juana inició el año 2021 con la pérdida de un ser querido quien un día antes del 31 tuvo que enterrar por problemas naturales de salud. A pesar del dolor que lleva dentro dice que debe seguir adelante y confiar en Dios y su plan para todos.

La historia de Juana muestra cómo muchos salvadoreños y salvadoreñas luchan por salir adelante a pesar de las adversidades y problemas estructurales que persisten. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba