Nacionales

Juez Roberto Arévalo Ortuño: «Eso es sumamente ridículo… fue una estupidez»

El Juez Sexto de Instrucción de San Salvador, Roberto Arévalo Ortuño, renunció a su cargo este miércoles ante la Corte Suprema de Justicia (CSJ), por la entrada en vigencia de la reformas a la Ley de la Carrera Judicial que depuran jueces y magistrados mayores de 60 años de edad o con más de 30 años en funciones, según declaraciones a la prensa este jueves.

La Corte dio como plazo hasta el viernes para que los jueces que cumplan estas características interpongan su renuncia y acceder a una bonificación de 24 meses de salario.

El jurista manifestó que le llamó la atención el bono, pero adelanta que podría tratarse de una forma de hacer atractiva la renuncia aunque al final no se otorgue, pues el Ministerio de Hacienda podría no aprobarlo.

Además, aseguró que pensaba jubilarse en julio de 2022, tras 23 años en funciones, «pero me adelanto unos meses, los planes ya estaban hechos».

«Estoy de acuerdo en que hay que depurar el Órgano Judicial, pero no les voy a venir a decir “Fulano, Mengano, son corruptos”, estoy suficientemente ocupado en el tribunal para andar contando las costillas a los demás, no han depurado nada con sacar a los mayores de 60 años, que hay que regular la jubilación, pero un juez ha ganado experiencia humana y experiencia judicial», indicó sobre las reformas.

«Eso es sumamente ridículo… fue una estupidez», dijo al referirse a las supuestas motivaciones de los diputados en aprobar las reformas para «frenar la corrupción».

Arévalo Ortuño fue el juez que conoció la causa penal del feminicidio de la agente de la Policía Nacional Civil (PNC) Carla Ayala y es quien ha dado mayor acceso a los medios en el Órgano Judicial.

Actualmente, conoce el proceso de instrucción contra el expresidente de la Asamblea, Sigfrido Reyes, y el asesinato de 2 militantes del FMLN a manos de un agente PPI del Ministerio de Salud.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba