Nacionales

Localizan en Cojutepeque un cuerpo que podría ser de Flor María García

La Fiscalía General de la República (FGR), confirmó este martes, que en la Finca La Paz, ubicada en el kilómetro 32 de la Carretera Panamericana, a la altura de Cojutepeque, Departamento de Cuscatlán, se habría localizado un cuerpo, que podría ser de la joven Flor María García.

De acuerdo al Fiscal Rodolfo Delgado, en la zona, que se utiliza como recibidero de ripio, se encontraron los restos humanos, que podrían ser de la joven de 33 años, reportada como desaparecida el 16 de marzo.

Con apoyo de una pala mecánica, las autoridades removieron los desechos que se encontraban en el lugar, para dar con el paradero del cuerpo de la víctima. Asimismo, se contó con una unidad canina de la PNC, entrenado para ubicar cadáveres.

Será el Instituto de Medicina Legal que certifique la identidad del cuerpo.

Joel Omar Valle Leiva, esposo de Flor y Francisco Boanerges Valle Quezada, primo de este, fueron presentados este lunes ante el Juzgado 2° de Paz de Cojutepeque como los principales sospechosos en la desaparición.

Horas después de la diligencia, el Juzgado ordenó detención provisional y 6 meses de investigación. La audiencia inicial que se programó para este miércoles, en el Tribunal Especializado de Instrucción para una Vida Libre de Violencia hacia las Mujeres.

A ambos se les imputa el delito de desaparición de personas, a su esposo como autor directo y por expresiones de violencia contra la mujer; su primo será acusado de desaparición de personas, en grado de cómplice necesario.

A pesar de la reserva que ha sostenido la Fiscalía, los fiscales señalaron que debido a que Flor estuvo inmersa en ciclos de violencia económica y psicológica, Joel Valle también será acusado del delito de expresiones de violencia contra las mujeres.

«Dentro del proceso se ha vivido un ciclo de violencia. Sí se tenían ciclos de violencia, será en el proceso que se determine el grado de violencia. Estos ciclos desde que inician la relación, son actos continuos y constantes hacia la misma persona, eran percibidos por las mismas personas, la víctima no denota, esos desprecios, esos tratos […] Violencia psicológica, económica, vivía mucha violencia, en parte. en su vida era un poco privada de sus cosas, era bastante denigrada», señaló la fiscal del caso al presentar el requerimiento al Juzgado.

Lo que se sabe del caso

Joel y Flor tienen dos hijos y según los datos previos del caso, él trabaja como odontólogo en un consultorio, donde Flor era auxiliar; su esposo fue el último en verla el 15 de marzo.

Según lo dicho por la familia, la joven salió sin su celular ya que este no tenía carga. Aunque tenía vehículo, utilizó el transporte público. Al consultar al negocio donde se dirigía García, estos dijeron no haberla visto.

Imagen
Imagen
Imagen
Imagen

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba