Nacionales

Militares incursionan en comunidades sin supeditación al mando policial

En en marco del Plan control territorial el Ejército realiza patrullajes en distintos puntos. Ante esto, la investigadores en temas de prevención de la violencia Jeannette Aguilar dice que progresivamente se verá una participación creciente del Ejército en otros ámbitos que incluso traspasan el ámbito de la propia seguridad y que inciden en otros ámbitos de políticas públicas.

Aguilar señala que en el caso de participación en materia de seguridad, una de las cosas, también, que se está materializando es el patrullaje sin supeditación al mando policial como lo establece la ley, lo establece también la Constitución, esto se ha intentado hacer, años atrás.

“Vemos que patrullas del Ejército o grupos de tarea intervienen sin acompañamiento de un elemento policial y sin supeditación a la supervisión operativa de la policía. Entonces estamos ya adelantando un escenario en donde el Ejército gradualmente va ganando espacio en el ámbito de la seguridad pública y a partir de allí se justifican mayores erogaciones presupuestarias, mayor protagonismo en el ámbito de la vida pública y una alianza política de carácter estratégico con el presidente Bukele para garantizar su mantenimiento en el poder”, explica la investigadora.

Los patrullajes de los militares son vistos por Jeannette Aguilar como la búsqueda de generar un elemento mediático.

A juicio de Aguilar los militares no están formados para proveer servicios de seguridad pública a la población. No están capacitados e informados para intervenir estructuras delincuenciales del tipo de estructuras complejas que el país tiene.

“No tienen la formación para proceder con base a parámetros del uso proporcional de la fuerza y mucho menos cuando lo que están sacando son reclutas, son soldados que han pasado con una formación básica que ni siquiera les dan las competencias para ejercer plenamente funciones militares, mucho menos del área de seguridad. Estamos hablando de esos contingentes que han incorporado al Plan de Control Territorial, aparentemente a la luz de los anuncios, se trata de elementos que acaban de egresar, de cumplir ese curso básico con lo cual nos enfrentamos también a un mayor riesgo de excesos de arbitrariedades, de vulneración a los derechos”, expresó Aguilar.

Además, de no disponer de capacidad para seguridad pública, Aguilar señala que en casos de intervenciones policiales que implican capturas, incautaciones o procedimientos de investigación, sin duda, lo que están haciendo, además, de que es ilegal que el Ejército proceda a estas medidas que le corresponden a la policía, es comprometer cualquier proceso judicial o la investigación inicial que va a requerir intervenciones o procedimientos adecuados.

“Cualquier juez puede declarar nulos los procesos, precisamente por un mal procedimiento, por la violación del debido proceso, por la violación de normas básicas y garantías de los procesados. Ojalá que algunos jueces tengan la independencia, porque sin duda, esto genera mayores niveles de incertidumbre. La población tiene que saber que en la medida que hay menos gente capacitada y formada para hacer disuasión y persecución del delito, se están generando condiciones para que el delito prolifere e incluso haya mayores niveles de impunidad. Es decir, que mucha gente quede libre porque se han violado principios del debido proceso”.

De los $109 millones de dólares aprobados hace poco tiempo, $50 millones son para la Fuerza Armada, Aguilar señala que el Ejército ha demandado cada vez más presupuesto, no sólo el que le concierne, para justificar su participación en seguridad pública y que hasta se han sustraído recursos a la policía para otorgárselos a los militares.

Aguilar agrega que hay una excusa y es importante reafirmar que asignar cada vez más presupuesto al Ejército es una medida orientada a comprar la lealtad que el presidente necesita de parte de los militares.

Es un viejo esquema de leadtad bajo el cual han funcionado los gobiernos, pero sobre todo aquellos que no tienen legitimidad.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba