Nacionales

Ministerio de Hacienda renegoció $50 millones con el BCIE para financiar déficit presupuestario

Un préstamo de $50 millones con el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) fue renegociado por el Ministerio de Hacienda, luego que venciera su plazo el 28 de abril pasado por el proceso de inconstitucionalidad en el que estuvo el decreto en el que había sido aprobado por la anterior Asamblea Legislativa.

Se trata del entonces decreto 800 que fue aprobado el 24 de diciembre de 2020 como parte del Presupuesto Fiscal 2021.

Fue el 29 de abril que, tras una controversia entre el Presidente Nayib Bukele y la anterior legislatura, la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) resolvió dar la razón al mandatario y declarar inconstitucional el préstamo.

La Presidencia argumentó que los $50 millones que se incluían para la brecha presupuestaria, se habían destinado para las alcaldías y expuso que la asignación había sido inconsulta con el Ministerio de Hacienda.

Sin embargo, un día antes de la respuesta del Máximo Tribunal, la operación había sido cancelada por el BCIE por haber vencido su plazo.

Este martes, el titular de Hacienda, Alejandro Zelaya, sostuvo que renegociaron los $50 millones y solicitó a la nueva Asamblea su aprobación e incorporación al Presupuesto 2021.

El Presupuesto General de 2021 es de $7,456 millones con un déficit de $1,185.8 millones, que será financiado con los préstamos restantes de los autorizados para atender a la pandemia y que aún no habían sido aprobados para el mes de diciembre pasado.

Hacienda pide aprobar $600 millones de préstamo con el BCIE

Un préstamo de $600 millones fue presentado este martes por el Ministro de Hacienda, Alejandro Zelaya, a la Asamblea Legislativa para su aprobación.

Es una operación con el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), enmarcado en el «Programa de Apoyo, a medidas de recuperación económica implementadas en beneficios de las empresas y empleos afectados por el COVID-19 en la República de El Salvador”.

Las condiciones del préstamo son a 20 años plazo con 5 años de gracia y una tasa de interés del 2.6%.

Según Zelaya, estos fondos servirán para reembolsar la caja fiscal por la inversión de $600 millones en el Fideicomiso para la Recuperación Económica de Empresas (FIREMPRESA), programa de créditos y subsidio por el impacto del coronavirus.

El fideicomiso provino de deuda a corto plazo a través de Certificados del Tesoro de El Salvador (CETES), el cual asciende a $645 millones, los cuales se emitieron en 2020.

De los $600 millones, se destinarán $74 millones para reactivación económica en proyectos estatales que fueron paralizados por la pandemia como en el Ministerio de Economía y la Comisión Ejecutiva Portuaria Autónoma (CEPA).

Firempresa es administrado por el Banco de Desarrollo de El Salvador (BANDESAL), que inicialmente se emitió para la recuperación económica por el impacto de la pandemia de COVID-19 y constaba de tres programas: $360 millones para capital de trabajo para las Micro, Pequeña y Mediana Empresa (MIPYME), $140 millones para subsidio del 50% de planilla y $100 millones para el sector informal; estos se administran por medio de BANDESAL.

Luego se reorientaron $107.9 millones para añadir más créditos para el sector informal, fondos para los afectados del incendio en el mercado de Santa Ana; así como subsidios para artistas, comercializadores de artesanías y pescadores; taxistas, transporte escolar, turístico y personas con discapacidad en actividades productivas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba