Nacionales

Muyshondt, Lara, Lüers y Valencia fueron acusados formalmente por negociar con pandillas a cambio de votos en las elecciones

La Fiscalía General de la República (FGR), presentó este jueves 24 de junio, en el Juzgado 2° de Instrucción de San Salvador, el dictamen de acusación contra exfuncionarios de ARENA, FMLN y personas particulares, acusados de agrupaciones ilícitas y fraude procesal en torno a negociaciones con pandillas que ocurrieron entre los años 2013 y 2015.

En este proceso están siendo acusados el ex Alcalde de San Salvador, Ernesto Muyshondt; el ex Ministro de Gobernación del FMLN, Arístides Valencia, el ex Ministro de Justicia y Seguridad del mismo, Benito Lara; el periodista Paolo  Lüers; el ex mediador en la tregua entre pandillas (2013-2014) Raúl Mijango y el pastor Wilson Alexander Alvarado.

Debido a que el 19 de junio de 2021, vencía el plazo para presentar el desfile probatorio, el Ministerio Público solicitó la ampliación del período de gracia, esto para extender las investigaciones y garantizar las diligencias necesarias por considerarlas “complejas”, ya que ocurrieron “múltiples eventos”, que configuran la acusación.

Entre las pesquisas, se encuentran los reconocimientos de personas por parte de los testigos de la FGR, inspecciones oculares, testimonios ofrecidos por los acusados, vaciado de dispositivos electrónicos, la revisión de bitácoras de teléfonos y análisis de videos.

La investigación se originó debido a declaraciones de dos testigos con criterio de oportunidad denominados “Noé y Salomón”, quienes eran miembros activos de grupos terroristas en la época en que presuntamente ocurrieron los hechos, estos señalaron que se mantenían negociaciones con beneficios bilaterales entre maras y dichos actores políticos que benefició a los criminales, quienes guardaban prisión en los centros penales, así también a los que estaban en libertad.

Esto quedó grabado en videos y audios que Noé entregó a la FGR, cuando concluyó el caso conocido como Operación Cuscatlán, donde se procesaban a más de 400 pandilleros de varios ilícitos.

La Fiscal del caso afirmó que se ha solicitado la admisión del dictamen, la prueba ofrecida, ya que acredita los delitos que les imputan. «Hay elementos suficientes para probar la participación de los imputados (…) en el 2014, las elecciones presidenciales se dieron en dos vueltas electorales, y las negociaciones consistían en tener apoyo de los tres grupos criminales, a cambio de beneficios penitenciarios, así como financiamientos, los montos son diversos, pero todos, asciende a una cantidad de $600,000», explicó.

El Juzgado deberá programar en los próximos días la audiencia preliminar en la que determinará si pasan o no a vista pública.

Suspenden audiencia de revisión de medidas para implicados en la negociación con pandillas

Para este jueves se tenía programada la audiencia de revisión de medidas contra cuatro personas, acusadas por la Fiscalía General de la República (FGR), de negociar con las pandillas a cambio de su apoyo en las elecciones presidenciales del 2014, y legislativas del 2015; no obstante, esta diligencia fue suspendida.

Tres de los seis imputados en este caso, son: Benito Lara, ex Ministro de Justicia y Seguridad desde 2014 a 2016; el experiodista y columnista Paolo Luers; y el dirigente de una ONG, Wilson Alvarado, quienes según la Fiscalía habrían servido de enlaces entre los políticos con cabecillas de pandillas.

A todos se les imputa el delito de Agrupaciones Ilícitas y Fraude Electoral. Los cuatro tenían, desde el 1 de febrero del 2020, fecha en que inició el proceso en su contra, medidas sustitutivas a la detención otorgadas por el Juzgado 2° de Paz, a pedido de la Fiscalía.

La diligencia fue solicitada por la representación fiscal con el fin de que la juzgadora valore la calidad de los arraigos de los imputados y las medidas sustitutivas con las que se encuentran actualmente y que resuelva en su momento la imposición de la detención provisional.

Sin embargo, esta audiencia se suspendió debido al recurso de revocatoria que presentó la defensa de Benito Lara, en virtud de la disposición que ha tenido el ex funcionario para acudir al tribunal a firmar acta, esto como parte de las medidas alternas que recibió.

La investigación de este caso tuvo como base las declaraciones de dos testigos con criterio de oportunidad denominados “Noé y Salomón”, miembros activos de grupos criminales en la época en que presuntamente ocurrieron los hechos, estos señalaron que mantenían negociaciones con actores políticos con beneficios bilaterales.

El nombre de Lara apareció en las declaraciones que dieron los testigos en el Juzgado Especializado de Sentencia A, que dirimía la causa contra 400 pandilleros, en donde se reveló que siendo funcionario, ofreció beneficios carcelarios a los pandilleros de alta peligrosidad, consta en expediente fiscal que ofreció trasladar a los cabecillas de pandillas hacia los penales de menor rigurosidad, pues dirigía la cartera que preside Centros Penales.

En el caso de Lüers y Sandoval, se les señala de servir como interlocutores entre los pandilleros y los políticos señalados, con actos que iban desde la planificación de las reuniones, hasta los intercambios de mensajes entre las estructuras criminales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba