Nacionales

Pastores Jóvenes X El Salvador aplauden decisión del Presidente Bukele de vetar propuestas que atenten contra la vida, la familia y la libertad religiosa

El Movimiento de Pastores Jóvenes X El Salvador aplaudió la decisión del Presidente Nayib Bukele, de vetar de la propuesta de reformas a la Constitución, cualquier tipo de normativa que atente contra la vida, la familia y la libertad religiosa.

El Pastor Mauricio Gámez, manifestó que en el país hay organizaciones proaborto que según dijo, “no son ejemplo en la defensa de los derechos de la vida”.

“Había organizaciones que exigen que suceda, nosotros somos un país que cree en Dios desde la cuna, para El Salvador sería retroceder, no es un avance, no es estar a la moda, es inculcar a las nuevas generaciones que la vida se puede quitar desde antes”, discrepó el religioso.

En torno a la propuesta de reforma que permite las nuevas composiciones familiares, como el matrimonio igualitario, Gámez dijo que “la Biblia constituyó el matrimonio entre hombre nacido y mujer nacida”.

Los Pastores Jóvenes X El Salvador sostienen que con la decisión Bukele «escribe la historia y no permite que el derramamiento de sangre inocente se geste en nuestro país».

El pasado sábado 2 de octubre, el movimiento “Salvemos la Familia, el Diseño Original”, en compañía de otras personas y miembros de la sociedad civil, realizó una caravana para mostrar su apoyo al derecho a la vida y sentar una postura en contra del aborto en El Salvador.

La Iglesia católica, a través del arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar Alas, también respaldó al mandatario, por «no dejarse presionar por agendas internacionales».

Bukele anunció que ha vetado más artículos de la propuesta que de reformas a la Constitución que formuló el equipo adhoc liderado por el vicepresidente Félix Ulloa.

A través de su página en Facebook, el mandatario afirmó que los artículos 1, 3, 25, 26, 32, 33, 57, 58 y 65 no serán modificados y “quedarán intactos”, “aunque ni siquiera lo mencionaban, algunas personas dicen que podrían dejar la puerta abierta a que, en un futuro, se pueda aprobar vía nuevas leyes, el aborto, el matrimonio entre personas del mismo sexo y la eutanasia”.

“Y aunque sí creo que pudieran mejorarse muchas cosas en los artículos que garantizan la libertad religiosa y que los padres puedan decidir libremente sobre la educación de sus hijos, también entiendo que mucha gente tiene miedo a cambios en estos artículos”, escribió Bukele.

El artículo 1 de la propuesta del equipo es que se reconozca el derecho de vida de la persona desde el momento de la concepción, y en caso de la colisión de derechos entre madre y bebe, se da paso a una ley que permita una regulación. Mientras que el artículo 3, se añade la igualdad de derechos humanos por “orientación sexual, identidad y expresión de género”.

En la actual Carta Magna, se establece en su artículo 25 el libre ejercicio de todas las religiones, pero en la enmienda sugerida por el Equipo, se reconoce el derecho a “la objeción de conciencia”, que también deja abierta la puerta a que se regule por medio de una ley secundaria. Mismo sentido el artículo 26, que ya reconoce la personería jurídica de la Iglesia Católica y otras iglesias.

Familia

El equipo presidencial también intentó reconocer la familia por matrimonio u “otros tipos de vínculos jurídicos” y además garantizará la protección jurídica de “diversos tipos de conformación familiar”. Esta medida también fue descartada.

Mientras, el artículo 33, también revistaba las bases equitativas para las conformaciones de matrimonio, pero la constitución actual, establece que la ley regulará relaciones personales y patrimoniales de los cónyuges entre sí, resultantes de la unión “estable de un varón y una mujer”.

Religión en escuelas

El artículo 57 también fue vedado del documento final, pues el equipo presidencial fijó que la enseñanza que debe impartirse en los centros educativos oficiales debe ser esencialmente “laica y democrática”, cuando actualmente solo revista el término “democrático”.

El 58, según la propuesta, establece que “ningún establecimiento de educación podrá negarse a admitir alumnos por motivos de la situación familiar de sus progenitores o responsables, sin que en ningún caso pueda hacerse discriminación según las causales establecidas en el artículo 3 de esta Constitución”. Esta disposición fue separada de la reforma.

Muerte digna

El equipo presidencial también estableció un inciso adicional al artículo 65, para reconocer el derecho a la eutanasia, previamente consentida, una vez agotados los medios científicos y naturales para el tratamiento de una enfermedad o condición médica. Bukele también retiró el inciso.

Bukele dijo que «El Salvador urge de una reforma constitucional profunda (sin reformar esos artículos), para poder empezar a construir un país más justo para las mayorías y para poder, con el apoyo de Dios, llevar nuestro país al futuro», y matizó que esta decisión, «no será del agrado de muchos políticos, países, organizaciones internacionales, ONGs, medios de comunicación y de toda la maquinaria internacional que impulsa esta agenda».

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba