Nacionales

Patrick Leahy: “Bukele es consciente de que sus acciones dictatoriales son un desafío directo a Estados Unidos”

El Senador del Congreso estadounidense Patrick Leahy publicó este lunes un comunicado en donde deja entrever su preocupación luego de la destitución de los Magistrados de la Sala de lo Constitucional y Fiscal General de la República, el pasado primero de mayo.

El legislador señaló que las acciones emprendidas por la Asamblea Legislativa, cuya mayoría de Nuevas Ideas concretó la substitución de los funcionarios podría derivar en “consecuencias para la democracia en El Salvador, la economía salvadoreña y la capacidad de ganarse la vida dignamente”.

También se refirió al hecho de que en el Congreso salvadoreño, responde al Presidente Nayib Bukele para aprobar sus iniciativas, y en ese sentido, pidió a los actores “reconsiderar sus acciones inconstitucionales y restaurar la separación de poderes y el Estado de derecho”.

Leahy hizo un recuento del procedimiento que se realizó para separar del cargo a los magistrados y fiscal y reprochó que éste fue “sin justificación legal” y “contrario a las exigencias de la Constitución” y exhortó a los involucrados a no “destruir los logros más importantes (…) terminen con los ataques contra el Estado de Derecho, respeten los períodos constitucionales”.

“He hecho un recuento de todos estos eventos porque han creado una crisis que podría tener profundas consecuencias para El Salvador y para las relaciones bilaterales entre El Salvador y Estados Unidos”, advirtió Leahy.

En el documento publicado este día, recordó que Estados Unidos y El Salvador cuentan con relaciones bilaterales, que han concretado $2.6 billones de dólares al año. Además, de los tres millones de salvadoreños residentes de suelo norteamericano, de los cuales, 200,000 cuentan con el beneficio del Estatuto Temporal de Protección (TPS, por sus siglas en inglés). “La comunidad salvadoreña en Estados Unidos envía $6 billones por año en remesas a sus parientes en El Salvador, lo cual representa el 25 por ciento del PBI del país”, acotó.

“En términos de donaciones, solo en los últimos cinco años, Estados Unidos ha proveído a El Salvador más de $700 millones en asistencia a través de USAID, Millennium Challenge Corporation y otras agencias. Buena parte del progreso logrado con estos fondos está en riesgo de perderse”, aseveró.

Leahy advirtió que el Presidente Nayib Bukele y la Asamblea Legislativa pueden gobernar conforme a su representatividad, pero “tienen consecuencias en las relaciones entre Estados Unidos y El Salvador. Tienen consecuencias en nuestros programas de ayuda y en nuestro apoyo para financiar a El Salvador a través del Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Banco Mundial (BM). También tienen consecuencias en nuestras relaciones comerciales y en la emisión de visas”.

“Esto no es un tema de soberanía nacional e interferencia extranjera, como el Presidente Bukele ha sugerido falazmente. Sus acciones afectan directamente a Estados Unidos, a las corporaciones estadounidenses, a las relaciones comerciales y al bienestar de millones de salvadoreños en Estados Unidos, así como en El Salvador”, concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba