Nacionales

Proponen penas más rigurosas a policías y militares por desobediencia a órdenes judiciales y de autoridad

El diputado Ricardo Velásquez Parker propuso en la Asamblea Legislativa dos reformas al Código Penal a los artículos 313 y 322 para que se otorguen penas de hasta cinco años y la inhabilitación del cargo a miembros de la Policía Nacional Civil (PNC) y de la Fuerza Armada por cometer el delito de desobediencia, relativo a la administración pública.

De acuerdo con el legislador, acciones como la negativa de militares al ingreso para la inspección de archivos de la Masacre de El Mozote por orden judicial, así como que la policía no haya llevado a funcionarios bajo orden apremio al Parlamento luego de tres inasistencias a comisiones especiales motivarían su iniciativa de reforma.

El diputado Ricardo Velásquez Parker propuso en la Asamblea Legislativa dos reformas al Código Penal a los artículos 313 y 322 para que se otorguen penas de hasta cinco años y la inhabilitación del cargo a miembros de la Policía Nacional Civil (PNC) y de la Fuerza Armada por cometer el delito de desobediencia, relativo a la administración pública.

De acuerdo con el legislador, acciones como la negativa de militares al ingreso para la inspección de archivos de la Masacre de El Mozote por orden judicial, así como que la policía no haya llevado a funcionarios bajo orden apremio al Parlamento luego de tres inasistencias a comisiones especiales motivarían su iniciativa de reforma.

«Encuentro antecedentes lamentables en el país donde. no generalizo, algunos malos elementos muchas veces azuzados por ministros irresponsables, tengo que decirlo categóricamente, también a veces por caprichos del Presidente de la República, se atreven a desobedecer órdenes directas de jueces, los antecedentes los conocen», sentenció en la sesión plenaria de este jueves donde presentó su pieza de correspondencia.

Según Velásquez Parker, esta modificación implicaría un aumento a la pena; es decir, el articulado indica desde seis meses a un año, pase a ser de dos a cinco años para los policías y militares que desobedezcan órdenes judiciales o de autoridad, mismo tiempo que implicaría la inhabilitación del cargo. 

Referido artículo ya manifiesta que no se incurre en desobediencia por no dar cumplimiento a un mandato que constituyere una infracción de un precepto de ley o disposición reglamentaria.

«No pueden desobedecer porque se los pida el Ministro de Defensa, el Ministro de Seguridad, el de Gobernación. No pueden desobedecer la institucional de una forma arbitraria y caprichosa […] Vivimos en una República donde cualquier soldado y cualquier policía de forma discrecional puede atreverse a ningunear a juez, hemos visto también a una gente ningunear al fiscal general de la República, ningunear órdenes directas de la Sala», agregó.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba