Nacionales

Se cumplen 35 años del terremoto que devastó El Salvador

Este domingo 10 de octubre, se cumplen 35 años del terremoto más potente que sufrió la zona paracentral del país, así lo constatan expertos en la rama de la sismología.

Faltando nueve minutos para las 12:00 del medio día, la tierra se sacudió, causando 1,530 muertos, 10,000 heridos, 200,000 damnificados y daños estructurales en al menos 12,000 edificios, la mayoría situados en el Centro Histórico de San Salvador.

El siniestro, según los registros, fue de 5.7 en la Escala de Richter (5,4 en magnitud de ondas de cuerpo), tuvo una duración de 10 segundos, pero su potencia se produjo porque su epicentro tuvo lugar en la falla de Los Planes de Renderos, que atraviesa los municipios de San Marcos y Santo Tomás, Departamento de San Salvador.

Si bien es cierto la zona más afectada fue el centro de la Capital, la devastación alcanzó los Barrios Santa Anita, La Vega, San Esteban, El Carmen y Candelaria y Los Planes de Renderos, en donde el fenómeno alcanzó los 9º grados Richter.

En San Salvador muchos edificios se derrumbaron del impacto sísmico, entre ellos el Gran Hotel San Salvador y los Centros Comerciales “Rubén Darío” y “Dueñas”; el edificio donde funcionaba la Administración Nacional de las Telecomunicaciones, ANTEL.

Otras oficinas ministeriales como las de Trabajo, Agricultura, la Biblioteca Nacional, sufrieron graves daños en sus cimientos.

Además afectó centros educativos como el Colegio Guadalupano y la Escuela Joaquín Rodezno. El Hospital de Niños “Benjamín Bloom”, también fue uno de los que sufrieron daños. La efigie del “Salvador del Mundo” en la Plaza de las Américas no estuvo exento al sismo.

Desde el día del terremoto, hasta el miércoles 26 de noviembre de 1986, los sismógrafos registraron un total de 2,508 sismos más, casi todos imperceptibles a la población.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba