Nacionales

Sindicatos se toman las calles alrededor de la Asamblea Legislativa para exigir a los Diputados que rechacen el proyecto de reformas a la Constitución

La Confederación Nacional de Trabajadores Salvadoreños (CNTS), y la Asociación General de Empleados Públicos y Municipales (AGEPYM), se concentraron este martes en las afueras de la Asamblea Legislativa, para exigir a los Diputados que rechacen el proyecto de reformas a la Constitución de la República, en lo que atañe al sector laboral.

Roberto Gómez, representante de la Confederación señaló que las enmiendas van encaminadas a minar el trabajo de las asociaciones sindicales y eliminar beneficios adquiridos por medio de la lucha social.

Según dijo, con la modificación del artículo 38 ordinal 6º inciso tercero de la Carta Magna, abre la puerta para que las patronales, públicas y privadas, lleguen a extender la jornada laboral de 8 a 10 horas diarias.

“En la práctica ya se hace, algunas alcaldías y empresas los hacen ir (a empleados) sábado y domingo; incluso les cargan más horas, sin remuneración adicional, y lo dejan dependiendo esta regulación con ley secundaria”, infirió Gómez.

Además, las reformas comprender modificar el capítulo I del Título VII de la Constitución de “Servicio Civil” a “Función Pública”. “Muchas demandas de despidos del Gobierno se resuelven en el Tribunal del Servicio Civil, prácticamente se elimina, dejando en desamparo también los contratos colectivos de trabajo que están vigentes”, explicó el sindicalista.

En materia de contratación colectiva (Propuesta de reforma del Artículo 39 inciso segundo) se estaría dejando al arbitrio de cualquier legislatura modificar los mecanismos y etapas de negociación colectiva, el disponer que tendrán fuerza legal los contratos colectivos de trabajo que se hayan concertado “con arreglo a la ley” secundaria.

“Al sector público nos afecta, porque la contratación colectiva queda en el limbo, aquí hay dos oenegés que andan promoviendo una Ley de la Función Pública, porque quieren caerle a los puestos laborales, que son onerosos, tal y como dice su propuesta”, explicó Gómez.

Las reformas constitucionales también pretenden modificar el artículo 42, inciso primero, en donde se suprimirá la responsabilidad patronal de instalar y mantener salas cunas y lugares de custodia para los niños de los trabajadores.

”Quiere decir que los centros de atención que tienen lugares como la Corte, Hacienda, van a desaparecer y ¿A quien le cargan eso? a las mujeres, en la pandemia se cargó la responsabilidad a las mujeres, poniéndola a trabajar, violentando sus derechos y con el riesgo de contagiar a sus hijos; las mujeres tienen derecho a un espacio en el centro de trabajo para el cuido de sus hijos», enfatizó Sonia Viñerta, integrante de la Coordinadora.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba