Nacionales

Vicepresidente Félix Ulloa de gira en instituciones de la Unión Europea

El vicepresidente de El Salvador, Félix Ulloa, ha tenido una apretada agenda con los europeos. Mucho hay que tratar entre la UE y un país centroamericano. También se trataba de transmitir tranquilidad. ¿Lo ha conseguido?

El vicepresidente de El Salvador, Félix Ulloa, llegó a las instituciones europeas en plena ola de la reciente propuesta de reforma constitucional y con los ecos de las protestas ciudadanas en el país.

En la agenda de los encuentros con la diplomacia europea, las autoridades comunitarias y con la Eurocámara estuvieron la criminalidad, la migración, los acuerdos en los que se enmarcan los proyectos de cooperación regionales y la UE. Y también la preocupación por la consolidación de la tradición democrática en el país centroamericano.

De «buena” calificó Josep Borrell, Alto Representante de la Política Exterior de la Unión Europea (UE), la reunión con Ulloa, al parecer, la cara calma, diplomática e internacionalmente experimentada del actual gobierno del país centroamericano. La recuperación post-Covid en la transición verde y digital fueron temas incluidos en la agenda.

En un momento en que el flujo de migrantes de El Salvador y Honduras, la controvertida introducción de la criptomoneda o las espinosas reformas a la Constitución acaparan titulares, los encuentros en las diferentes instancias europeas se entienden, más bien, como la voluntad de mostrar apertura al diálogo.

Cabe recordar la existencia del Acuerdo de Asociación entre la UE y Centroamérica (ADA); aunque solo el pilar comercial está en vigor, la cooperación europea está presente en la región.

Acuciante crisis

Como muestra, un botón: según el Instituto Salvadoreño del Migrante (INSAMI), en este momento se calcula que 300 personas migran diariamente de El Salvador, rozando los niveles de los conflictivos años 90. No obstante, según el INSAMI, el presupuesto para acoger a esas personas no vendría del Estado salvadoreño sino de las organizaciones de la sociedad civil.

Según fuentes de Bruselas, con fondos de la cooperación europea se apoya, informa y asiste en este momento a unos 86.000 migrantes y desplazados, en una iniciativa conjunta con la Organización Internacional para las Migraciones y la Agencia de la ONU para los Refugiados, también en Guatemala, Haití, Honduras, Nicaragua y Panamá.

Temas candentes

Por otro lado, con vistas a los compromisos asumidos en el Acuerdo de París y a la COP26, la cooperación europea para el período (2021-2027) destinará a El Salvador 64 millones de dólares solo para la transición a la economía verde.

En cuanto a los derechos de las mujeres y las minorías LGTBI, al parecer, en los planes del gobierno de Nayib Bukele no se incluye dar el brazo a torcer, según informó a DW Tilly Metz, presidenta de la Delegación para las Relaciones con América Central. El Salvador es uno de los países más restrictivos y punitivos con la interrupción del embarazo.

«Según la posición del vicepresidente Ulloa, la población salvadoreña no está madura para una familia no tradicional. No obstante, defiende que en la reforma de la Constitución se incluye la protección de la familia, sin definirla necesariamente como heterosexual”, cuenta Metz.

Por último, en cuanto a la independencia de la Justicia y la lucha anticorrupción -otro rubro en el que la cooperación europea ha invertido millones en los últimos años-, el vicepresidente salvadoreño habría invertido lo suyo en apaciguar las dudas que despierta en los socios europeos la jubilación anticipada de los jueces y el cierre de puertas a organismos internacionales, al modo de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala.

«Según expone Ulloa”, cuenta Metz a DW, «cambiar a los jueces sería fundamental para evitar que haya más maletines negros”.

Así las cosas, en círculos comunitarios, si bien el tono conciliador y fundamentado del segundo de a bordo de El Salvador ha llegado bien, ¿ha logrado convencer? Javi López, copresidente de la Asamblea Eurolatinoamericana (Eurolat), transmitió al político salvadoreño «la necesidad de fortalecer institucionalmente el país y su separación de poderes y continuar avanzando en una agenda social y de seguridad eficaz”.

Por su parte, Tilly Metz, que conversó más de una hora con el vicepresidente salvadoreño, concluye: «Esta visita ha sido una buena jugada en el ajedrez de Nayib Bukele”. 

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba